Por favor, use este identificador para citar o enlazar este ítem: http://dspace.unl.edu.ec/jspui/handle/123456789/6669
Título : Analisis de la técnica de uretrocistografía en pacientes adultos de sexo masculino.
Autor : Ruiz Bustán, Elvia Raquel
Sotomayor Reyes, Johanna Paola
Fecha de publicación : 2012
Resumen : Los rayos x fueron descubiertos el 8 de noviembre de 1895 por el físico alemán Wilhelm Conrad Roentgen; vio que una pantalla de platinocianuro de bario, que casualmente estaba cerca, emitía luz fluorescente siempre que funcionaba el tubo. Tras realizar experimentos adicionales, determinó que la fluorescencia se debía a una radiación invisible más penetrante que la radiación ultravioleta. Roentgen llamó a los rayos invisibles “rayos x” por su naturaleza desconocida. Los rayos x se obtenían cuando se colocaban dos electrodos, uno positivo (ánodo) y otro negativo (cátodo), en los extremos de un tubo de vacío y se aplicaba una alta tensión eléctrica. No llego a descubrir que eran esos rayos catódicos pero observo que daban lugar a otra radiación, esta vez exterior al tubo. (1). De ahí en adelante, el desarrollo de las radiografías, como parte importante en los diagnósticos médicos, fue bastante rápido. Al observar que con ellas, las zonas duras o más densas del cuerpo, aparecían de manera nítida en las fotografías. Las exploraciones radiológicas del aparato urinarias se encuentran entre los procedimientos con medios de contraste más frecuentes realizados en los departamentos de radiología. El aparato urinario consta de los riñones, dos uréteres, una vejiga urinaria y una uretra. Los dos riñones y los uréteres son órganos que se encuentran en el espacio retroperitoneal. Estos dos órganos en forma de habichuela están situados a cada lado de la columna vertebral, en la parte más posterior de la cavidad abdominal. El riñón derecho generalmente, esta algo más bajo que el izquierdo debido a la presencia del hígado. Cerca de la parte media superior de cada riñón se encuentra la glándula suprarrenal. Estas importantes glándulas del sistema endocrino se localizan en la cápsula adiposa que rodea al riñón. Cada riñón está conectado con la vejiga urinaria a través de su propio uréter. El material de desecho, en forma de orina, viaja de los riñones a la vejiga a través de estos dos tubos estrechos, denominados uréteres. La vejiga urinaria, en forma de saco, sirve de reservorio para almacenar la orina hasta que pueda eliminarse del cuerpo a través de la uretra. Es por ello que el método eficaz para diagnosticar alguna patología en el tracto inferior urinario es la uretrocistografía en la cual se puede observar mediante rayos X todo el trayecto del mismo y poder descartar o confirmar alguna lesión. La primera uretrocistografía se realizó en 1930, a partir de que Bumpus describió diferentes patologías a través de esta técnica; a partir de entonces muchas preguntas han tenido respuestas, otras siguen generando interesantes situaciones polémicas. El paciente, dependiendo de la zona que se debe radiografiar, deberá permanecer sentado o acostado en la mesa de los rayos X. Asimismo, en muchos casos deberá permanecer de pie durante el procedimiento, siempre inmóvil para obtener una buena imagen. Sea donde sea, tras la zona objetiva se colocará un chasis el cual contiene la película de rayos X. En el presente trabajo de investigación el objetivo es describir el protocolo para realizar la “ANALISIS DE LA TÉCNICA DE URETROCISTOGRAFIA EN PACIENTES ADULTOS DE SEXO MASCULINO” siendo este un estudio por imagen en el cual se diagnosticará las patologías que se encuentren en el tracto inferior urinario es decir la vejiga y la uretra, tomando en cuenta que en la actualidad existe una gran incidencia de patologías uretrales, las cuales tienen un origen obstructivo ya sea por hipertrofia prostática, estenosis uretral, litiasis uretral, fistulas pero los principales causantes de esta patología en primera instancia tenemos los traumatismos y luego las malformaciones genéticas. Las contraindicaciones para este estudio son las infecciones en periodo agudo: cistouretritis ya que este puede ser muy doloroso para el paciente también la obstrucción completa uretral ya que si esto ocurre no se podrá colocar la sonda. Generalmente la uretrocistografía es realizada por el médico radiólogo acompañado por el tecnólogo. Su participación debe ser activa en los procedimientos radiológicos entregándose de manera eficaz al grupo de trabajo junto con el médico. No solo debe limitar su función al posicionamiento del paciente y manejo del equipo, sino, indagar en los avances científicos relacionados con su profesión, aportar con sus conocimientos, conceptos teóricos y experiencias. Colaborar con su intervención activa y la observación, aplicando una comunicación afectiva y efectiva hacia el paciente, para ayudar al médico en el diagnóstico y tratamiento convirtiéndose en un profesional que brinde u servicio de calidad. El tecnólogo se ocupa principalmente de informar al paciente sobre el acto diagnóstico, su posición durante el examen, el manejo de los equipos para la obtención de la imagen diagnóstica, el registro de dicha imagen, su procesamiento y control de calidad; preparación de las dosis de fármacos. Además presta su servicio sin atender al estatus social o económico, es responsable de la protección al paciente, asimismo, de los demás profesionales y al público en general, de la exposición a las radiaciones ionizantes innecesarias, respeta las confidencias en el curso de la práctica profesional.
URI : http://dspace.unl.edu.ec/jspui/handle/123456789/6669
Aparece en las colecciones: Biblioteca A.S.H.

Ficheros en este ítem:
Fichero Descripción Tamaño Formato  
Sotomayor Reyes Johanna Paola .pdf761,53 kBAdobe PDFVisualizar/Abrir


Los ítems de DSpace están protegidos por copyright, con todos los derechos reservados, a menos que se indique lo contrario.