Por favor, use este identificador para citar o enlazar este ítem: http://dspace.unl.edu.ec/jspui/handle/123456789/8121
Título : Protocolo radiologico empleado para realizar la técnica del escanograma
Autor : Luzuriaga, Henry
Olmedo Encalada, Freddy Fabricio
Fecha de publicación : 2013
Resumen : “Los rayos X fueron descubiertos en 1895 por el físico alemán Wilhelm Conrad Roentgen mientras estudiaba los rayos catódicos en un tubo de descarga gaseosa de alto voltaje. A pesar de que el tubo estaba dentro de una caja de cartón negro, Roentgen vio que una pantalla de platinocianuro de bario, que casualmente estaba cerca, emitía luz fluorescente siempre que funcionaba el tubo. Tras realizar experimentos adicionales, determinó que la fluorescencia se debía a una radiación invisible más penetrante que la radiación ultravioleta (véase Luminiscencia). Roentgen llamó a los rayos invisibles “rayos X” por su naturaleza desconocida.” Los rayos X aparecían mientras estudiaba la naturaleza de los rayos catódicos. Estos se obtenían cuando se colocaban dos electrodos, uno positivo (ánodo) y otro negativo (cátodo), en los extremos de un tubo de vacío y se aplicaba una alta tensión eléctrica. No llegó a descubrir que eran esos rayos catódicos pero observó que daban lugar a otra radiación, esta vez exterior al tubo. Ahora sabemos que los rayos X se producen cuando un haz de electrones rápidos choca contra un blanco sólido produciéndose una desaceleración. De ahí en adelante, el desarrollo de las radiografías, como parte importante en los diagnósticos médicos, fue bastante rápido. Al observar que con ellas, las zonas duras o más densas del cuerpo, aparecían de manera nítida en las fotografías. En cuanto a la toma de los rayos X, estos son efectuados por medio de exámenes, ordenados por médicos o en aquellos pacientes que están siendo tratados en un hospital o clínica. Con respecto al procedimiento en sí, este se efectúa en una dependencia especialmente habilitada para estos efectos. A la persona se le pedirá que se quite toda la ropa, los relojes, joyas, etc. Todo aquello que pueda interferir, con la toma de la radiografía, por lo que se le facilitará una bata para que se cubra (en ciertos casos, no es necesario quitarse toda la ropa). El paciente, dependiendo de la zona que se debe radiografiar, deberá permanecer sentado o acostado en la mesa de los rayos X. Así mismo, incluso, en muchos casos deberá permanecer de pie durante el procedimiento, siempre inmóvil para obtener una buena imagen. Sea donde sea, tras la zona objetiva se colocará un casete el cual contiene la película de rayos X. En cuanto a las zonas que no necesitarán de recibir la radiación, estas son muchas veces protegidas con chalecos de plomo. Dentro de las contraindicaciones, los rayos X y el embarazo ciertamente no van de la mano, por lo que las mujeres embarazadas deben informar cuanto antes al médico tratante de su condición. En el presente trabajo de investigación se pone de manifiesta los protocolos empleados para realizar el estudio radiográfico de la técnica del escanograma siendo esta una técnica sumamente sencilla para el diagnostico de las patologías más frecuentes en los miembros inferiores. Mediante la práctica de esta técnica se evalúa la discrepancia de longitud de miembros inferiores por lo que se colocan los cursores sobre las articulaciones respectivas y se realizan las mediciones. Esta técnica es muy apropiada, pues el procedimiento se lleva a cabo con el rayo central en ángulo recto para observar los huesos largos sin magnificación y establecer mediciones precisas de los huesos largos con fines comparativos. La finalidad de esta técnica es evaluar y diagnosticar la presencia de discrepancias entre longitud de ambas piernas que pueden provocar dolor de espalda u otros síntomas. Pero este procedimiento es más común en niños que presentan diferencias de longitud de miembros inferiores durante periodos de crecimiento óseo. Estas diferencias se observan más a menudo en las piernas, pero también pueden afectar a los miembros superiores. El escanograma es una modalidad precisa y común para diagnosticar y controlar discrepancias de la longitud de miembros”. Normalmente en un niño de pie tanto la pelvis como la parte baja de la columna deben estar niveladas y a su vez ambas rodillas deben estar a la misma altura. Cuando estas condiciones no se presentan estamos hablando de Discrepancia o acortamiento de longitud de miembros inferiores (DLMI). La discrepancia de miembros inferiores puede deberse a diferencias anatómicas reales o a diferencias posicionales. Cuando existe una discrepancia o acortamiento de longitud de los miembros inferiores en niños esta puede evolucionar de distinta manera hasta llegar a la adultez clasificadas mediante su etología.
URI : http://dspace.unl.edu.ec/jspui/handle/123456789/8121
Aparece en las colecciones: Biblioteca A.S.H.

Ficheros en este ítem:
Fichero Descripción Tamaño Formato  
FREDDY FABRICIO OLMEDO ENCALADA.pdf1,07 MBAdobe PDFVisualizar/Abrir


Los ítems de DSpace están protegidos por copyright, con todos los derechos reservados, a menos que se indique lo contrario.