Por favor, use este identificador para citar o enlazar este ítem: http://dspace.unl.edu.ec/jspui/handle/123456789/7005
Título : Correlación clínica, diagnostico imagenologico y tratamiento de la displasia evolutiva de la cadera en las distintas etapas del crecimiento en pacientes del Hospital Isidro Ayora Loja desde mayo 2004 a abril 2009
Autor : Dr. Edgar Guaman
Cartuche Flores, Leonardo
Fecha de publicación : 2010
Resumen : La displasia evolutiva de cadera (DEC) es una de las enfermedades congénitas de mayor prevalencia a nivel mundial. Es una alteración de la articulación coxo- femoral que da lugar a una deformidad en la que la cabeza femoral está totalmente fuera del acetábulo (luxación), parcialmente (subluxación) o bien la cabeza entra y sale del mismo (inestabilidad), además engloba una serie de anomalías (displasia) en el desarrollo del acetábulo o de la cabeza femoral. La enfermedad ha sido llamada de muy diversas maneras, la nomenclatura ha cambiado con el paso de los años sobre todo a causa de los avances en el conocimiento con respecto a su génesis y evolución. Algunos sinónimos como el muy utilizado, displasia congénita de cadera, han caído en desuso. Según Klisic “esta enfermedad en realidad indica un desorden dinámico, potencialmente capaz, en la medida que el bebe se desarrolla, de mejorar o empeorar”, por lo que el mismo autor en 1989 recomendó el más preciso termino de displasia evolutiva de cadera. Este además refleja, de forma más precisa, el hecho de que un pequeño porcentaje de caderas, que según todos los criterios son normales al nacimiento, pueden luxarse o subluxarse tan tarde como a los 6 o 10 meses de edad Se estima que la incidencia en niños es de entre 1.5 y 20 por cada mil nacidos vivos. Este cálculo varía mucho según diversos factores como lo son el género, criterios de diagnóstico, factores genéticos y raciales, edad y población examinada. La incidencia reportada ha incrementado significativamente desde el advenimiento de los tamizajes clínicos y ultrasonograficos. La prevalencia en Costa Rica es de 6 por cada mil nacidos vivos, siendo una de las más altas del mundo. Ocupa el primer lugar en frecuencia, como malformación congénita en nuestro país. La Afección es bilateral en más del 50% de los pacientes y afecta ocho veces más a las mujeres que a los hombres. También es más común cuando hay antecedentes heredo familiares positivos o historia de parto pélvico. Como se mencionó anteriormente la DEC no presentará síntomas en un recién nacido por lo que el examen físico detallado y minucioso son fundamentales. La sospecha debe aumentar ante la presencia de factores de riesgo. Debe ser repetido cada vez que se valore al niño hasta que empiece a caminar. Se calcula que el 50% de los casos de DEC se pueden diagnosticar por examen físico (Ortolani y Barlow). El 35% de los casos se detectarán en el segundo semestre clínicamente. Se ha demostrado que 15% de caderas ecográficamente anormales pasan inadvertidas pese a una historia clínica y examen físico correcto. Las maniobras de Ortolani y Barlow se deben realizar en el periodo neonatal precoz. La displasia evolutiva de cadera (DEC) es una enfermedad bastante frecuente, tanto como el pie zambo en los niños. La diferencia es que la segunda es totalmente evidente al nacimiento, mientras que la primera no da manifestaciones clínicas, es por esto que es muy frecuentemente pasada por alto. El problema es que entre más tardío se implante el tratamiento de esta enfermedad más difícil es corregir sus secuelas y por ende los resultados son progresivamente peores. Lo anterior nos habla de la importancia de que los médicos que están en contacto con los recién nacidos y lactantes entiendan que se debe buscar indicios de esta patología en todas las consultas hasta que el niño inicie la deambulación. Una buena historia clínica orientada a descubrir factores de riesgo y un examen físico detallado buscando los signos de Ortolani, Barlow, limitación a la abducción, asimetría de pliegues, acortamiento de extremidades inferiores, son la clave de un diagnóstico exitoso. La radiografía de pelvis y sobre todo el US de cadera son instrumentos muy valiosos en los cuales el clínico se puede apoyar para hacer el diagnóstico precoz y así instaurar el tratamiento lo más temprano posible. De esta forma se evitará la destrucción de la articulación coxo-femoral y todas sus implicaciones sobre la vida de una persona.
URI : http://dspace.unl.edu.ec/jspui/handle/123456789/7005
Aparece en las colecciones: TRABAJOS DE TITULACION ASH

Ficheros en este ítem:
Fichero Descripción Tamaño Formato  
DR. LEONARDO F CARTUCHE FLORES.pdf1,5 MBAdobe PDFVisualizar/Abrir


Los ítems de DSpace están protegidos por copyright, con todos los derechos reservados, a menos que se indique lo contrario.