Por favor, use este identificador para citar o enlazar este ítem: http://dspace.unl.edu.ec/jspui/handle/123456789/6795
Título : Recuperación Histórica del Patrimonio Cultural de la Salud en la Región Sur del Ecuador y Región Norte del Perú, Fase II: Zamora Chinchipe y Cajamarca.
Autor : Rojas Flores, Rosa Amelia
Guamán Benítez, Corina Elizabeth
Fecha de publicación : 2011
Resumen : A través de una exhaustiva revisión bibliográfica se logró reunir información para construir el Estado del Arte del Patrimonio Cultural de Medicina Tradicional en la Región Norte del Perú-Cajamarca, caracterizado por la transformación constante en los períodos por los que la historia del hombre de Cajamarca ha transitado, empezando por el Aborigen, donde esta población tenía concepciones diferentes en cuanto a la conservación, preservación y recuperación de la salud, puesto que ellos la definían como el equilibrio entre la naturaleza y el hombre, pues al existir una ruptura de dicha armonía conllevaría a la enfermedad. Los primeros habitantes de Los Andes Bajos – Cajamarca, fueron cazadores, se agrupaban en bandas nómadas, dedicadas a la cacería de la fauna andina; además se dedicaban a la agricultura, cultivaban plantas medicinales para el tratamiento de varias enfermedades que aquejaban en aquel entonces. La invasión española, en la época Colonial, en 1532, posibilitó la llegada de invasores, sefarditas y afrodescendientes, donde pese a la resistencia de los pueblos sometidos, se produjeron profundos cambios culturales en sus creencias y ritos para cuidar la salud y la vida. En la República, la influencia de los procesos de industrialización, el desarrollo de la ciencia y la tecnología, produce cambios significativos, que han llevado a perder los saberes aborígenes en Medicina Tradicional. La medicina natural o ancestral, abarca las creencia acerca de las enfermedades que son originadas de forma natural como el frío, que incluye, tos, resfriados, dolores reumáticos, empacho, cólicos, etc.; o del calor, al que pertenecen los procesos infecciosos, que originan estados febriles e inflamatorios, desordenes gastrointestinales, la insolación, etc.; y las que son ocasionadas por aspectos sobrenaturales como el susto, el mal aire, espanto, el encantamiento, entre otras. Para cada caso existieron tratamientos, que incluían plantas, animales, sustancias terrosas naturales y minerales que administraban a los pacientes en forma de jarabes, pócimas, emplastos y baños, orientados a contrarrestar la enfermedad. El proceso para la conservación y recuperación de la salud se realizaba y realiza recurriendo primero a rituales, ofrecimientos y ceremonias, para posteriormente utilizar plantas, animales o minerales, que contribuyen a la recuperación del equilibrio entre el cuerpo físico y el espíritu.
URI : http://dspace.unl.edu.ec/jspui/handle/123456789/6795
Aparece en las colecciones: Biblioteca A.S.H.

Ficheros en este ítem:
Fichero Descripción Tamaño Formato  
Guamán Benítez Corina Elizabeth.pdf1,91 MBAdobe PDFVisualizar/Abrir


Los ítems de DSpace están protegidos por copyright, con todos los derechos reservados, a menos que se indique lo contrario.