Por favor, use este identificador para citar o enlazar este ítem: http://dspace.unl.edu.ec/jspui/handle/123456789/5868
Título : Influencia de la luna en la castración de cuyes machos, partiendo de la cultura andina, en la comunidad indígena san guisel alto, parroquia Columbe, cantón Colta, provincia Chimborazo
Autor : Jose Venildo Sarango Cuenca
Pilamunga Gualan, Martina
Fecha de publicación : 2008
Resumen : La presente investigación sobre “Influencia de la luna en la castración de cuyes machos partiendo de la cultura andina, en la comunidad indígena san guisel alto, de la parroquia Columbe, cantón Colta, provincia Chimborazo”, esta comunidad se encuentra ubicado al sur de la cabecera cantonal Villa la Unión, más conocido como Cajabamba, a 25 Km.; con la finalidad de conocer la influencia de la luna en la castración de cuyes machos al castrar empleando la técnica quirúrgica y de aplastamiento. Los objetivos planteados fueron los siguientes: Realizar la castración de cuyes machos, por el método quirúrgico y por aplastamiento con los dedos, tomando en cuenta los conocimientos ancestrales de las comunidades andinas del país; determinar el efecto de la castración de cuyes tomando en cuenta las fases de la luna; así como determinar el consumo de alimento, incremento de peso, conversión alimenticia y rentabilidad de los tratamientos. Los tratamientos en estudio fueron: Tratamiento 1 integrado por ocho unidades, con 32 animales, que fueron sometidos a la castración quirúrgica; tratamiento 2 también 8 unidades con 32 cobayos, sometidos a la castración por aplastamiento con los dedos de la mano, en fase de la luna llena, cuarto menguante, luna nueva y en cuarto creciente; y el tratamiento 3, integrado por una unidad experimental con 4 animales que no fueron castrados, los cuales sirvieron de testigo. En la presente investigación se trabajó con 17 grupos experimentales en dos fases, la segunda fase constituyó como una repetición de la primera; esto se hizo con el objeto de dar mayor confiabilidad a los resultados; en donde se utilizó un diseño experimental completamente randomizado y se aplicó la prueba de Adeva y la prueba Duncan; obteniendo los siguientes resultados: En lo que respecta al empleo de técnica de castración quirúrgica en luna llena, permitió mayor mortalidad (4), seguido de las técnica quirúrgica en luna nueva (2), a continuación cuarto menguante (2), también inflamación de las heridas y manifestación de tristeza; con la técnica de aplastamiento en luna llena la mortalidad (2), en luna nueva (2) y en cuarto menguante (1), seguido por la manifestación de tristeza; que difiere estadísticamente del método ya sea por aplastamiento o quirúrgico en la fase lunar cuarto creciente que no permite mortalidad de cuyes al castrar. En cuanto al mayor consumo de alimento tuvieron los animales del tratamiento tres (testigos) que consumieron un promedio de 13.030 gramos, luego los del tratamiento dos, fase 2 con promedio de 12.048 gramos; seguido por el tratamiento dos, fase 1 con promedio de 11.235 gramos; en cuarto lugar se ubica los del tratamiento uno, fase 2 con promedio de 10496 gramos y finalmente los del tratamiento uno, fase 1 con promedio de 10352 gramos; al hacer relación entre los tratamientos, los del tratamiento tres se ubica en primer lugar con promedio de 13030 gramos; en segundo lugar los del tratamiento dos, con promedio de 11642 gramos y en tercer lugar se ubica los del tratamiento uno, con promedio de 10424 gramos de alimento; en relación entre los tratamientos, los del tratamiento tres supera con 2606 gramos a los del tratamiento uno. El peso con el cual se inició la presente investigación fue de 180.5 g, sin variación. En cuanto al mayor incremento de peso alcanzaron los cuyes del tratamiento dos, fase 1 con promedio de 778 gramos, en segundo lugar los del tratamiento dos fase 2; en tercer lugar los del tratamiento uno, fase 2 con promedio de 771 gramos; en cuarto lugar los del tratamiento uno, fase 1 con promedio de 762 gramos y último lugar el grupo testigo ganó peso promedio de 682 gramos de peso; en relación entre los tratamientos en primer lugar se ubica los del tratamiento dos con 806 gramos promedio; en segundo lugar los del tratamiento uno con 795 gramos de peso promedio y en tercer y ultimo lugar grupo de testigo del tratamiento con 682 gramos promedio de peso. La mejor conversión alimenticia la obtuvieron los cuyes del tratamiento dos, fase 1 con 6,40, en segundo lugar los de tratamiento dos, fase 2 con 6,42 gramos, en tercer lugar los del tratamiento uno, fase 1 con 6,52 gramos, en cuarto lugar los del tratamiento uno, fase dos 6,53 gramos y en quinto y último lugar los de tratamiento tres testigos con 6,88 gramos de alimento para producir un gramo de carne; al hacer relación entre los tratamientos, los del tratamiento dos se ubica en primer lugar con 6,41:1 gramos, en segundo lugar los del tratamiento uno con 6,52:1 gramos y en último lugar los del tratamiento tres, con 6,88 gramos de alimento para producir un gramo de carne. En lo que respecta a la técnica de castración, la técnica de castración por aplastamiento resultó ser el mejor para la castración de cuyes, por cuanto los animales se recuperaron rápido; no así los castrados por el método quirúrgico que se vieron afectados por la cirugía. En cuanto a mayor mortalidad se dio en el tratamiento uno castrados con la técnica quirúrgica, el 11,76% (8), seguido por tratamiento dos castrados con la técnica de aplastamiento, el 7,35% (5) de mortalidad, y en tercer lugar grupo de testigos murió el 1,47% (1), total del ensayo 14 animales muerto, que significa 20,59% en relación con 68 cuyes objeto de ensayo. En lo que respecta a la rentabilidad, la mejor rentabilidad se dio el tratamiento dos, cuyes castrados con la técnica de aplastamiento, con promedio de 40,12% de rentabilidad, se debe que la castración con técnica de aplastamiento no produce sangrado, no causa mayor estrés, su recuperación es rápido, mejor ganancia de peso y no requiere de materiales i equipos de castración que implique costos, que difiere estadísticamente (22,79) de la técnica quirúrgica que logra menor rentabilidad (17,33%). Concluyéndose que entre uno de los factores positivos, fue la técnica más eficiente fue el de aplastamiento y la fase lunar efectivo el cuarto creciente, que permitió mejores indicadores productivos en cuyes. Recomendándose que debería realizar la castración de los cuyes machos por la técnica de aplastamiento y cuando la fase lunar está en cuarto creciente, ya que reduce los costos y causa menos estrés en los animales, la recuperación es rápida y genera mayor rentabilidad; descartar la práctica de castración quirúrgica y de aplastamiento en luna llena, cuarto menguante y en luna nueva, porque influye la luna en forma negativa al castrar en esas fases lunares; como también descartar la práctica tradicional de engorde de cuyes, toda vez que el grupo testigo sometido a este sistema de crianza, fue el que tuvo la rentabilidad más baja que los otros grupos, porque los animales enteros ganan peso inferior que los otros grupos que fueron castrados, lo que demuestra que la presencia de los testículos, influye en la ganancia de peso de los animales, ya que causa agresividad que impide su normal desarrollo; además se recomienda castrar los animales en la época que no haya mucha mosca, debido a la bichera.
URI : http://dspace.unl.edu.ec/jspui/handle/123456789/5868
Aparece en las colecciones: Biblioteca F.A.R.N.R

Ficheros en este ítem:
Fichero Descripción Tamaño Formato  
PILAMUNGA GUALAN MARTINA.pdf740,76 kBAdobe PDFVisualizar/Abrir


Los ítems de DSpace están protegidos por copyright, con todos los derechos reservados, a menos que se indique lo contrario.