Por favor, use este identificador para citar o enlazar este ítem: http://dspace.unl.edu.ec/jspui/handle/123456789/4434
Título : Protocolo para la realización del examen radiológico de colon por enema
Autor : Ruiz O., Richard
Ordoñez Guamán, Jenny Margoth
Fecha de publicación : 2009
Resumen : “La historia de los rayos x comienza con los experimentos del científico William Crookes, en el siglo XIX, quien investigó los efectos de ciertos gases, en conjunto con descargas de energía. Estos experimentos, se desarrollaban en un tubo al vacío con electrodos para que se generaran corrientes de alto voltaje. Él lo llamó tubo de Crookes. Pues bien, este tubo al estar cerca de placas fotográficas generaba en las mismas algunas imágenes ciertamente borrosas. Pero este físico inglés no continuó investigando este efecto. Es así como Nikola Telsa en 1887 comenzó a estudiar este efecto creado por medio de los tubos de Crookes. Claro que tras su investigación se dio cuenta de los peligros para los organismos biológicos ocasionados por estas radiaciones y alerto a la comunidad científica. No fue hasta 1895 que Wilhelm Conrado Roentgen, que es considerado quien inventó los rayos X, documentando estos experimentos con tubos al vacío fue el primero en llamar rayos X a la radiación emitida. Por ello, este científico fue galardonado con el primer Premio Nobel de Física en 1901. Más adelante en sus experimentos notó casualmente que esta radiación podía atravesar objetos materiales y dejar impresiones de su paso a través de éstos y, por supuesto, al pasar a través del cuerpo humano con sus huesos; se dio cuenta de esto al sujetar con su mano objetos para la experimentación. En 1896 publicó su descubrimiento y dio la primera demostración. Cuando los rayos X interactúan con la materia, estos pueden ser en parte absorbidos y en parte transmitidos. Esta característica es aprovechada en medicina al realizar radiografías. La absorción de rayos X va a depender de la distancia que estos atraviesan y de su intensidad. Los rayos X en su aplicación médica como tal, funcionan de la siguiente manera. Los tejidos del cuerpo son expuestos a esta radiación. Cada tejido del organismo permite, de mayor o menor manera, que los rayos X lo atraviesen. De este modo, los tejidos menos densos como la sangre, las venas o los músculos, dejan pasar mayor cantidad de rayos. Es por lo mismo que en las radiografías o placas en donde queda registrada la radiación que ha traspasado el organismo, estos tejidos se ven de color gris. En cambio, los huesos o en el caso de los tumores, estos se ven blancos ya que no permiten que pasen grandes cantidades de rayos X. Es así como se logran percibir anomalías, como los huesos rotos o los tumores, ya sean benignos o malignos (cancerosos o no). Los rayos X son especialmente útiles en la detección de enfermedades del esqueleto, aunque también se utilizan para diagnosticar enfermedades en los tejidos blandos como la neumonía, cáncer de pulmón, edema pulmonar, abscesos, etc. En otros casos, el uso de rayos X resulta inútil, como por ejemplo en la observación del cerebro o los músculos. Las alternativas en estos casos incluyen la tomografía axial computarizada, la resonancia magnética o los ultrasonidos. Los rayos X también se usan en procedimientos en tiempo real, tales como la angiografía, o en estudios de contraste.” “La radiología de contraste es una técnica diagnóstica que aprovecha la opacidad de determinadas sustancias (medio de contraste) ante los rayos X de manera que permite realizar un estudio morfológico de los órganos huecos o trayectos patentes. Existen diversos tipos de contrastes. Los contrastes densos se basan en la elevada masa atómica de ciertos átomos cuya presencia dentro del organismo es bien tolerada por éste. Los átomos involucrados son el yodo y el bario. • El yodo forma parte de ciertos compuestos hidrosolubles que se emplean por vía endovenosa o arterial (arteriografías, flebografías) y también en el estudio de vías urinarias y de los ductos mamarios. También hay contrastes yodados liposolubles cuyas indicaciones se limitan al estudio de las glándulas salivares (sialografías), ya en desuso. • El bario se emplea en forma de polvo de sulfato de bario que se mezcla con agua formando una suspensión. El bario se emplea para tomar por boca o para ser introducido por el ano (vía rectal) para el estudio del tubo digestivo. Los contrastes hipodensos son el aire, empleado en las técnicas de doble contraste para tubo digestivo y en la neumooncografía mamaria. A veces se emplea gas carbónico.” “Mediante la utilización de rayos X convencional y de medios de contraste como el barios y oxígeno (O2), se realiza el Estudio Radiológico de Colon por Enema (ERCE). El Enema Opaco (EO) o Colon por Enema es una técnica diagnóstica que nos permite visualizar el intestino grueso (colon), mediante el uso conjunto de rayos X y un agente de contraste (bario y/o aire). Este contraste se administra por vía rectal en el momento de realizar la prueba. Mediante el enema opaco podemos estudiar cómo es la anatomía del intestino y si existe algún tipo de patología en el mismo: inflamación, pólipos, tumores, etc. Este estudio permite demostrar procesos inflamatorios como la colitis causada por amibiasis, también se pueden detectar úlceras o divertículos. El Examen Radiológico de Colon por Enema está indicado para la detección de tumores benignos como los pólipos y malignos como el cáncer. Este procedimiento también se lleva a cabo en pacientes con diarrea, con estreñimiento, con síndrome de intestino irritable y en pacientes con pérdida de peso y cambios en los hábitos intestinales, en especial está indicado en los que tienen sangrado del tubo digestivo. Es posible además el estudio de enfermedades menos frecuentes como la “enfermedad de Crohn”3 y la colitis ulcerativa. Este estudio está contraindicado para personas que padecen de incontinencia del esfínter anal, exacerbaciones agudas de la enfermedad del colon (colitis ulcerativa, colitis), alergia al bario, perforación de colon.”4 “Para realizar este estudio radiológico es importante que el usuario se encuentre debidamente preparado, ya que al tener una buena preparación por parte del usuario los resultados obtenidos serán los mejores, pues en la placa de evaluación no se observaran residuos de ningún tipo, ni sombras producidas por gases, heces fecales o restos alimenticios, los mismos que le restan eficacia al estudio y, en muchos de los casos, no permitirán que el examen se realice con éxito, ofreciendo un diagnostico impreciso y no contundente. Para realizar su realización en recién nacidos no se requiere preparación especial; en niños mayores de un año se aconseja dieta líquida sin leche 24-48 horas antes. La realización del Examen Radiológico de Colon por Enema comprende las siguientes etapas: 1. Información previa para la realización del examen. 2. Preparación adecuada del usuario. 3. Indicaciones durante el examen e indicaciones después del examen. 4. Preparación de los instrumentos a utilizarse durante el examen. 5. Determinación y selección de los parámetros operacionales del equipo de rayos X de tal manera que proporcione imágenes claras del estudio. “5 Partiendo de la observación propia, la realización del Examen Radiológico de Colon por Enema es un proceso bastante incomodo para los usuarios, en el cual no se le informa oportuna y adecuadamente sobre el procedimiento al cual va a ser sometido y, en consecuencia, no se logra una buena cooperación, habiéndose reportado casos en los cuales el usuario se ha negado rotundamente al procedimiento y ha abandonado el recinto; por ello he creído conveniente desarrollar un protocolo preciso y correcto del procedimiento, donde se describa paso a paso las operaciones que se desarrollarán y, consecuentemente, se informe al usuario paso a paso sobre los mismos, de tal manera que el usuario esté prevenido y se pueda contar con su total colaboración. Por este motivo, el presente trabajo de investigación pretende brindar un protocolo detallado acerca de la realización del Examen Radiológico de Colon por Enema, de tal manera que facilite y agilice el trabajo del Departamento de Rayos X, permitiendo la obtención de resultados confiables, mejorando la imagen del profesional ante los ojos del usuario, creando un ambiente de confianza, colaboración y satisfacción.
URI : http://dspace.unl.edu.ec/jspui/handle/123456789/4434
Aparece en las colecciones: Biblioteca A.S.H.

Ficheros en este ítem:
Fichero Descripción Tamaño Formato  
ORDOÑEZ GUAMÁN JENNY MARGOTH .pdf750,74 kBAdobe PDFVisualizar/Abrir


Los ítems de DSpace están protegidos por copyright, con todos los derechos reservados, a menos que se indique lo contrario.