Por favor, use este identificador para citar o enlazar este ítem: http://dspace.unl.edu.ec/jspui/handle/123456789/4028
Título : “TÉCNICA RADIOGRÁFICA DE URETROCISTOGRAFÍA MICCIONAL EN PACIENTES PEDIÁTRICOS.”
Autor : DR. LUIS GUERRERO
CUENCA ORDOÑEZ, KAREN JHULIANA
Fecha de publicación : 2013
Resumen : Los rayos X son una radiación electromagnética de la misma naturaleza que las ondas de radio, las ondas de microondas, los rayos infrarrojos, la luz visible, los rayos ultravioleta y los rayos gamma. Los seres vivos estamos expuestos a múltiples tipos de radiaciones. La mayor parte de ellas provienen de fuentes naturales como el suelo, el aire, el sol, las rocas. La exposición a altas dosis de radiación puede causar quemaduras de la piel, caída de cabello, nauseas, enfermedades y la muerte. Además existen otro tipo de radiación como la que recibimos en las exploraciones radiológicas a las que nos sometemos para el diagnóstico de enfermedades, como son las provenientes de las radiografías o el TAC. El estudio y uso de las radiaciones ionizantes en Medicina empezó con el descubrimiento de los rayos X por W. Roentgen en 1895 La uretrocistografía miccional (UCG) es un procedimiento frecuente en el diagnóstico por imágenes en niños y uno de los más frecuentes entre los exámenes fluoroscópicos que se realiza en el departamento de radiología del “Hospital Clínica San Agustín” de la ciudad de Loja. A pesar que la UCG se utiliza hace décadas, permanece como el estudio por imagen de elección para demostrar la anatomía y función del tracto urinario inferior, es decir: vejiga, y uretra. La aplicación de esta técnica está indicada en el estudio de pacientes con los siguientes cuadros clínicos que incluyen la infección del tracto urinario (ITU), relujo vésico-ureteral (RVU), dilataciones prenatales, anomalías renales congénitas, valvas de uretra posterior, malformaciones ano rectales y trauma uretral, entre otras. El procedimiento consiste en cateterizar la uretra con una adecuada técnica aséptica llegando a la vejiga con la introducción de una sonda muy fina 6-8f. Luego se induce medio de contraste iodado hidrosoluble a la vejiga. Se toman imágenes de vejiga en AP y oblicuas para demostrar la anatomía de la vejiga. Luego se espera hasta que el paciente miccione, fase en la cual se toman imágenes de uretra (oblicua si es varón) y lateral verdadera en mujeres. Luego se toman imágenes panorámicas de abdomen en micción para demostrar la presencia de reflujo vésico-ureteral. Se realiza el proceso unas 3 veces para aumentar el rendimiento del examen yodado hasta lograr micción espontánea, controlando el procedimiento con fluoroscopía pulsada, que permite utilizar tiempos extremadamente breves de exposición a radiación ionizante. El examen es realizado habitualmente sin sedación ni anestesia general. La uretrocistografía es útil en la evaluación de la vejiga y la uretra. La demostración de disfunción miccional, engrosamiento de la pared vesical o divertículos pueden ayudar a caracterizar y entender la infección urinaria. La obstrucción uretral, cualquiera sea su origen, puede estar asociada con infección urinaria secundaria.
URI : http://dspace.unl.edu.ec/jspui/handle/123456789/4028
Aparece en las colecciones: Biblioteca A.S.H.

Ficheros en este ítem:
Fichero Descripción Tamaño Formato  
CUENCA ORDOÑEZ KAREN JHULIANA.pdf1,54 MBAdobe PDFVisualizar/Abrir


Los ítems de DSpace están protegidos por copyright, con todos los derechos reservados, a menos que se indique lo contrario.